top of page

El ancla del dólar bajo amenaza

En medio de la campaña electoral el gobierno eleva el gasto y la inyección de bolívares se traduce en una mayor demanda de divisas.


Víctor Salmerón


Venezuela dólar tipo de cambio

Pixabay


En lo que va de año el gobierno ha mantenido fija la cotización del dólar que reporta el Banco Central, enviando una señal que aplaca las expectativas y reduce la inflación; pero la paz cambiaria comienza a perder solidez.


Para estabilizar al dólar en el mercado que funciona a través de los bancos, que satisface la mayor parte de la demanda, el gobierno dosificó la cantidad de bolívares en la economía a fin de que hubiese menos dinero disponible para comprar dólares.


El poco aumento de la masa de bolívares depende principalmente de un férreo control sobre el gasto del gobierno, pero desde abril la inyección de bonos y transferencias que ayudan a la campaña electoral de Nicolás Maduro comenzó a elevarse.


Entre el 26 de abril y el 31 de mayo la liquidez monetaria aumentó 16,3% y el alza de la cantidad de bolívares se tradujo en una mayor demanda de dólares.


Pedro Palma, miembro de la Academia de Ciencias Económicas, considera que “es lógico prever que parte del aumento de la liquidez monetaria se haya canalizado hacia el mercado cambiario”.


Por ejemplo, los bonos que pagó el gobierno rápidamente fueron utilizados para comprar alimentos y el dinero culminó en la caja de comercios y empresas que lo utilizaron para adquirir dólares porque necesitan reponer inventarios y protegerse en una moneda estable.


BCV


Dame más

Como la oferta de dólares no fue suficiente para satisfacer la demanda al precio que el Banco Central fijó al dólar, parte de los compradores acudió al mercado paralelo.


La consecuencia es que el precio del dólar paralelo aumentó y si bien no se trata de la principal referencia, esta tasa tiene consecuencias porque marca los precios de reposición.


“La disponibilidad de divisas en la banca está limitada por múltiples factores y el tipo de cambio que afecta la expectativa de costos esperados de reposición es el tipo de cambio libre”, explica Pedro Palma.


Para evitar que continuara la escalada del dólar paralelo el Banco Central aumentó la oferta de divisas a través de las mesas de cambio de los bancos, a fin de satisfacer una mayor parte de la demanda.


Gracias a la mayor oferta la brecha entre la tasa del dólar paralelo y el del mercado que funciona a través de la banca, que hace dos semanas llegó a ser de 12%, se redujo a 9% al cierre de esta semana, pero sigue estando muy por encima del 4,3% de marzo.


Al cierre de la primera semana de junio la cotización del dólar en el mercado paralelo culmina en 39,7 bolívares y en el mercado que funciona a través de los bancos se mantiene, como a comienzos de año, en 36,5 bolívares por dólar.


Dinámica electoral

Las perspectivas apuntan a que durante los dos meses que restan de campaña electoral el gasto del gobierno seguirá en aumento a fin de tratar de mejorar la posición de Nicolás Maduro, que en la mayoría de las encuestas se ubica por debajo de Edmundo González, el principal candidato de la oposición.


La consultora Síntesis Financiera proyecta que la administración de Nicolás Maduro aumentará el gasto de manera significativa: 17% en junio y 20% en julio, una magnitud que no podría ser cubierta con la recaudación de impuestos por lo que no descarta que el Banco Central financie al gobierno.


“Es probable que el fisco recurra de nuevo al financiamiento monetario en este bimestre, lo cual alimentará la expansión monetaria y el riesgo inflacionario”, dice el reporte de Síntesis Financiera.


Pedro Palma indica que “lo lógico a esperar es que el gasto siga aumentando en la campaña y que la mayor liquidez monetaria en parte se canalice hacia el dólar".


Añade que "si el gobierno quiere mantener el tipo de cambio tendrá que alimentar la oferta de dólares para evitar que la brecha entre el dólar publicado por Banco Central y el dólar libre se amplíe”.


La oferta

Para lograr que el dólar detuviera el ascenso en el mercado paralelo el Banco Central duplicó su oferta desde 70 millones hasta 140 millones, pero se trató de un esfuerzo inusual y existen dudas sobre la capacidad para responder a una mayor demanda de dólares durante las próximas semanas.


El tanque de dólares del gobierno tiene limitaciones. Las reservas del Banco Central están en montos ínfimos y el retorno de las sanciones de Estados Unidos podría impactar el precio a cobrar por los barriles de petróleo exportados.


Al considerar que no hubo mayores avances en las condiciones electorales, Washington no renovó la licencia que le permitió al gobierno de Maduro vender petróleo a precios de mercado, sin recurrir a intermediarios que exigen un descuento para colocarlo en Asia.


Las compañías interesadas en realizar operaciones con Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa petrolera del Estado, pueden recibir licencias individuales. Un grupo de ellas introdujo la solicitud durante el lapso de transición que otorgó Washington y que venció el pasado 31 de mayo.


“Es posible que se vea afectado el flujo de divisas que va a manos de Pdvsa si es que un número importante de contratistas y proveedores no logró una licencia especial en los 45 días de transición”, advierte Síntesis Financiera.


Agrega que “tampoco es una buena noticia que cerca del 60% de las exportaciones de petróleo retorne ahora a vías opacas y costosas de comercialización con elevados descuentos”.


Para después

Si bien el escenario no luce del todo despejado, no es descartable que el gobierno haga un esfuerzo y recurra a ahorros en dólares para aumentar la oferta de divisas en lo que resta de campaña y así postergar el ajuste del tipo de cambio para después de las elecciones.


“La prioridad para el gobierno es la elección presidencial y todo va a estar dirigido a beneficiar sus resultados el 28 de julio”, dice Pedro Palma.


La estabilidad del dólar es la causa principal de que la inflación haya disminuido hasta cifras terrenales. De acuerdo con el Banco Central de Venezuela, en los primeros cinco meses de este año la inflación acumula un salto de 7,8%, la variación más baja para este período desde 2012.


BCV


El desajuste

Un aspecto relevante es que la combinación de un tipo de cambio anclado con una inflación que, aunque ha perdido impulso todavía es elevada, tiene consecuencias: mientras el precio del dólar no varía todo lo demás se encarece y el dólar se vuelve barato.


El resultado es que se estimulan las importaciones y para las empresas venezolanas es muy difícil competir con los precios de los productos importados en medio de las fallas de servicios básicos, reducción del mercado por el empobrecimiento de la población y poco acceso al crédito.


Además un dólar barato se traduce en una presión constante de demanda que va minando el ancla del tipo de cambio porque la oferta de divisas es limitada y llega el momento en que no hay más opción que permitir que el bolívar se deprecie.


Gerentesisve@gmail.com


X: @gerentesis

X: @vsalmeron



コメント


Regístrate en nuestra comunidad

bottom of page