top of page

Sol y viento, el plan para acabar la crisis de energía en Venezuela

El país cuenta con un enorme potencial en energías renovables que deberá utilizar para reconstruir el sistema eléctrico.


Víctor Salmerón


Gerentesis Venezuela energía solar

A diario se gastan más de mil millones de dólares en el despliegue de la tecnología solar / Imagen Pixabay


A pesar de que la industria trabaja a un tercio de su capacidad, los venezolanos padecen un severo racionamiento eléctrico. Llegado el momento de levantar al país de esta silla de ruedas, ¿sólo convendría pensar en recuperar las plantas hidroeléctricas y termoeléctricas o habría que aprovechar el enorme potencial en energías renovables?


Federico Fernández, profesor del Centro de Innovación y Emprendimiento deI Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), afirma que cuando se sincere el costo de la electricidad y existan incentivos para la inversión, tanto la energía solar como la eólica deberán ser piezas del nuevo sistema.


“En el instante en que nos sentemos a analizar cuál es el mejor uso para el dólar a invertir en el sistema eléctrico, solar y eólica tienen enormes ventajas”, dice Federico Fernández.


Nelson Hernández, ingeniero petrolero especializado en el análisis de las fuentes de energía, detalla el potencial que tiene Venezuela para desarrollar energías renovables y adecuarse a la transición energética que avanza en la economía global.


Explica que al tomar en cuenta distintas fuentes como solar, eólica, hidroeléctrica, geotérmica, bioenergía, hidrógeno verde, minihidráulica y undimotriz el país podría producir diariamente la energía equivalente a nueve millones de barriles de petróleo.


Para tener una idea de cuánto representa este potencial, Nelson Hernández destaca que históricamente Venezuela solo ha necesitado la energía equivalente a 1,3 millones de barriles diarios de petróleo.


“Venezuela tiene recursos potenciales para satisfacer su demanda energética futura sin ningún problema. Lo único es que hay que hacerla viable”, dice Nelson Hernández.


Los privilegiados

La mitad del potencial en fuentes renovables corresponde a la energía solar. Venezuela está cerca del ecuador, tiene una geografía mayoritariamente plana y, agrega Nelson Hernández, todos sus estados “tienen potencial solar por encima del promedio mundial”.


Con paneles solares en un kilómetro cuadrado de Guárico, por ejemplo, bastaría para abastecer de electricidad a cien mil personas y esta extensión de tierra es una mínima parte del estado.


Al analizar el mapa Nelson Hernández destaca que 17 de los 23 estados de Venezuela cuentan con un alto potencial en energía solar y estados como Táchira y Falcón tienen grandes ventajas para la energía eólica.


Venezuela potencial en energía solar y eólica

Si bien es cierto que el país tiene oportunidades en energía hidroeléctrica, Nelson Hernández explica que producen un gran daño ambiental y el principal potencial es el río Caroní, donde la inversión es bastante costosa.


Distintas piezas

Diseñar un sistema de energía que utilice distintas fuentes tiene la ventaja de desconcentrar y disminuir la dependencia en la central hidroeléctrica de Guri.


Federico Fernández señala que “la belleza de esto es que descentralizas el sistema eléctrico. Si Guri es el 80% del sistema de electricidad tienes un riesgo latente. Si pongo una megaplanta solar en los llanos y otra en oriente, además de una de viento en Falcón y otra en Táchira, el riesgo operativo se reduce sustancialmente”.


Un elemento a considerar es que los recursos que tendrá el Estado para reconstruir el sistema de generación, transmisión, distribución y comercialización serán muy limitados.


La producción de petróleo, la principal fuente de divisas, cayó estrepitosamente y el país tiene un enorme atraso en el pago de la cuantiosa deuda en dólares que en algún momento habrá que reestructurar.


En este entorno, la inversión privada y el financiamiento de organismos multilaterales serán fundamentales. Oswaldo Felizzola, profesor adjunto al Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA, indica que este es un factor a favor de las energías renovables.


“Es más sencillo obtener financiamiento internacional para proyectos de energía renovable. Bancos o multilaterales pueden evaluar proyectos como un parque solar o eólico porque entre otras cosas tienen beneficios ecológicos que se miden en toneladas de dióxido de carbono que no serán emitidas”, dice Oswaldo Felizzola.


Energía eólica Gerentesis

Fuentes de energía renovable como la eólica tienen como ventaja el financiamiento de organismos multilaterales / Imagen Pixabay


Tendencia global

Si bien puede que no ocurra a la velocidad esperada por los ecologistas las energías renovables, necesarias para controlar el calentamiento global, siguen en expansión.


La Agencia Internacional de Energía (AIE) dice en el World Energy Outlook 2023 que “a diario se gastan más de mil millones de dólares en el despliegue de la tecnología solar”.


“La capacidad de fabricación de los componentes clave de un sistema de energía limpia, incluidos los módulos solares fotovoltaicos y las baterías para vehículos eléctricos, está aumentando a un ritmo acelerado”, agrega el informe.


A pesar de que no todas las tecnologías limpias avanzan a la misma velocidad y cadenas de suministro, especialmente la eólica, están bajo presión, la AIE indica que este año la capacidad de generación de las energías renovables alcanzará un nuevo récord.


Gracias a este impulso la Agencia, en su reciente informe Hoja de Ruta Hacia las Cero Emisiones Netas, concluye que a pesar de las dificultades aún es posible que el calentamiento de la Tierra no supere los 1,5 °C.


Pero hay inconvenientes. Si bien el costo de generar electricidad a partir del sol y el viento se redujo de manera notable, actualmente el aumento de las tasas de interés y la aceleración de la inflación están elevando los costos.


La geopolítica también juega. La invasión de Rusia a Ucrania disparó el precio del petróleo y puso sobre la mesa la seguridad energética y la discusión sobre si es conveniente frenar en gran medida las inversiones en combustibles fósiles.


No obstante, podría haber curvas y menos velocidad, pero la transición en el mundo hacia un sistema que utilice menos combustibles fósiles luce irreversible.


Estar preparados

Extraenergía es una empresa venezolana especializada en darle respaldo y asesoría a sus clientes para que cuenten con un suministro de energía continuo que incluye, por ejemplo, la instalación de baterías. Además está apostando a la energía solar.


Entre las soluciones que ofrece figura la instalación de paneles que permiten utilizar la energía solar en comercios medianos, posadas o casas; de hecho, sus oficinas principales en Caracas funcionan con paneles instalados en la azotea.


Javier Hernández y Hans Fendt, ambos ingenieros y directivos de Extraenergía, explican que la empresa tiene como estrategia estar preparada para cuando comience un mayor uso de la energía solar.


En la Asamblea Nacional está pendiente la aprobación de la Ley de Energías Renovables y la semana pasada se creó la Cámara Venezolana de Energías Renovables para agrupar a las empresas del sector.


“Cuando comience la recuperación de la economía la demanda de energía va a crecer y la tecnología tradicional es muy lenta, por eso habrá un punto de inflexión hacia la energía solar”, dice Hans Fendt.


Gerentesisve@gmail.com X: @gerentesis X: @vsalmeron


Comments


bottom of page