top of page

¿Cómo se está reajustando el seguro de salud en Venezuela?

Actualizado: 25 nov 2023

Con pólizas que combinan telemedicina, atención domiciliaria y cobertura de emergencias las aseguradoras buscan amoldarse a las nuevas condiciones del mercado. Surgen opciones de asistencia financiera en la base de la pirámide.


Víctor Salmerón


Seguro de salud en Venezuela telemedicina

Imagen de Mohamed Hassan en Pixabay


Tras la hiperinflación, las pérdidas asociadas a la cobertura del Covid y el empobrecimiento del mercado las aseguradoras se enfocan en salud, el rubro que concentra más de dos tercios del dinero que las familias y las empresas destinan a la compra de pólizas.


La gran mayoría de los venezolanos ya no puede pagar una póliza de Hospitalización Cirugía y Maternidad (HCM) pero necesitan una alternativa al defectuoso sistema de salud pública. La estrategia de las aseguradoras es ofrecer un producto más accesible para un país donde, según Datanalisis, el ingreso laboral promedio es de solo 273 dólares al mes.


Con algunas variantes, el enfoque es una póliza circunscrita a la cobertura de las emergencias médicas más comunes. A la vez, la telemedicina y la atención médica domiciliaria funcionan como un triaje que disminuye la cantidad de casos que requieren el traslado a clínicas.


La póliza de emergencias de Real Seguros sirve de ejemplo. Raúl Sanz, presidente de la compañía, explica que con datos recabados por el Grupo Nueve Once, que ofrece servicios de telemedicina y atención domiciliaria a distintas aseguradoras, se determinó que “87% de los ingresos por emergencia a clínicas están contenidas en 33 patologías”.


El procedimiento estándar es que a través del Grupo Nueve Once el asegurado recibe atención de telemedicina en la que un médico internista hace una consulta vía telefónica o a domicilio para cualquier dolencia y de ser necesario, es trasladado a una clínica si su dolencia está en la lista de las 33 patologías que, entre otras, incluye fracturas óseas, peritonitis y crisis hipertensiva.


En la mayoría de los casos el asegurado no requiere acudir a una clínica. Juan Pablo Santaromita, presidente del Grupo Nueve Once, explica que en total el Grupo atiende alrededor de 13 mil pacientes al mes y 50% de los casos se resuelve a través de telemedicina, 40% con atención médica domiciliaria, 5% con hospitalización en casa y solo 5% requieren el traslado a clínicas.


El resultado es ahorro de costos médicos, reducción de gastos administrativos porque no hay reembolsos o carta aval, una póliza menos costosa que protege en los casos más comunes y un servicio que evita el ingreso innecesario en clínicas.


“El porcentaje de resolución nuestro a nivel nacional está alrededor de 93% en el caso de un cólico nefrítico. Se estabiliza en casa al paciente exactamente igual que en una clínica, se coloca el tratamiento, hidratación, analgésicos y luego el paciente va a un urólogo”, cita a manera de ejemplo Juan Pablo Santaromita.


En el caso de Real Seguros la póliza para emergencias está diseñada para atender a más personas del estrato C y D y ofrece la facilidad de un pago mensual. Para una persona entre 31 y 65 años una cobertura de 10 mil dólares al año, sin deducible, tiene un costo de 26,5 dólares al mes y con deducible de 15,8 dólares.


Con algunas condiciones en caso de enfermedades preexistentes la póliza es accesible para personas entre 66 y 85 años. En este caso, una cobertura de hasta 10 mil dólares al año, sin deducible, cuesta 52 dólares al mes y con deducible 40,8 dólares.


De acuerdo a las estadísticas de la Superintendencia de Seguros en los últimos doce meses Real Seguros aumentó su participación de mercado y saltó desde el puesto 13 al 9 en el ranking de aseguradoras por primas cobradas, es decir, por lo que paga el asegurado por una póliza.


Las pymes

En el rompecabezas hay aseguradoras que por ahora han preferido no incursionar en el seguro individual e innovar en productos para las empresas que ya no pueden cubrir el costo de una póliza HCM pero necesitan proteger a sus trabajadores. Este es el caso de Seguros Banesco.


“Salud es un ramo muy complejo y hemos preferido manejarnos con mucha cautela. No descartamos incursionar en el seguro individual pero vamos tomando decisiones en función de nuestro plan estratégico”, dice Felipe Lemmo, presidente de Seguros Banesco.


Tras determinar la lista de patologías recurrentes y sus costos surgió una póliza para urgencias y emergencias que incluye telemedicina y atención domiciliaria a través de la empresa Redyplan. Felipe Lemmo explica que al igual que en los datos del Grupo Nueve Once “más de la mitad de los casos no terminan en el traslado a una clínica”.


Agrega que este año el producto se ha movido con mayor intensidad en las pequeñas y medianas empresas (pyme) de los sectores que mejor se están adaptando al achicamiento de la economía como alimentos, medicinas y agroindustria porque “son pymes que están iniciando la cobertura de salud para sus empleados a través de este producto”.


Al igual que otros sectores, las aseguradoras están trabajando a menos de un tercio de su capacidad en una economía que se redujo a la cuarta parte. Felipe Lemmo resume que “es un sector dimensionado para un país que ya no tenemos pero como grupo decimos que aquí hay oportunidades, lo relevante es identificarlas e innovar para aprovecharlas”.


En el último año Seguros Banesco se ha mantenido en la lista de las primeras diez aseguradoras por primas cobradas y aumentó su participación de mercado desde 2,2% hasta 2,9%.


La concentración

Una característica clave de los seguros en Venezuela es la concentración del negocio en pocos actores en momentos en que la torta a disputarse se ha reducido notablemente. Al cierre de junio de este año el ranking de las primeras diez aseguradoras, de acuerdo a las primas cobradas en todos los rubros y cuánto representan del total del mercado, es el siguiente:


EMPRESA % de mercado

  1. Mercantil 28,51

  2. Caracas 20,80

  3. Pirámide 8,33

  4. Internacional 5,49

  5. Mapfre 4,88

  6. Constitución 4,00

  7. Hispana 3,90

  8. Oceánica 3,60

  9. Real 2,96

  10. Banesco 2,90


Los datos son elocuentes. Estas diez empresas controlan 85,3% del total de primas cobradas y treinta se reparten el resto.


La base de la pirámide

La reforma a la Ley de Seguros, que espera por su publicación en Gaceta Oficial, abrirá la puerta a canales alternos de distribución y a los microseguros, las pólizas diseñadas para la población que permanece excluida.


La clave será el diseño de productos estandarizados con distribución rápida y masiva para ahorrar costos porque los márgenes son pequeños, pero que se amolden a las necesidades de la economía informal.


Ya hay quienes comienzan a posicionarse en este mercado, por ahora, con opciones que no son un seguro sino una asistencia financiera. Este es el caso de Insuritas, la empresa que tiene la franquicia exclusiva de Paralife, una compañía suiza con una plataforma tecnológica que facilita la protección financiera en sectores desatendidos.


Gracias a la plataforma de Paralife y los puntos de venta, que pueden funcionar como un canal de comercialización, Insuritas puede afiliar y cobrar a un beneficiario en minutos.


Omar Guevara, presidente de la compañía, explica que a futuro una de las opciones es servir de puente para que las aseguradoras lleguen a la población que necesita microseguros.


Pero ya está en marcha el producto basado en asistencia financiera donde el cliente recibe una suma de dinero que puede emplear para cualquier necesidad en caso de ocurrir alguno de los eventos previstos.


Por ejemplo, en caso de hospitalización y con el pago de nueve dólares al mes una familia de hasta seis miembros está cubierta con una asistencia de 50 dólares diarios hasta el máximo de cinco días.


“En la familia cuando ocurre algo inesperado hay dos problemas: el dinero que necesitas por el evento y lo que deja de ingresar porque lo común es que en la familia de bajos recursos todos aportan. Este producto permite utilizar el dinero en lo que desees”, dice Omar Guevara.


Otra de las opciones es que en caso de una intervención quirúrgica por emergencia o urgencia dos personas pueden contar con una asistencia financiera de 2 mil 500 dólares con un pago mensual de quince dólares.


Entre las características importantes de este producto destaca que “el siniestro está predeterminado y en el momento en que indemnizo el contrato se anula. La posibilidad de que la siniestralidad sea mayor a lo esperado es mucho menor que en los negocios a riesgo del seguro” dice Omar Guevara.


Insuritas, que recién comienza a operar, cuenta con 300 clientes. El dinero es depositado en un fondo y el próximo paso es crear una administradora de riesgos que reportará a la Superintendencia de Seguros.


“Con la administradora se abrirá la posibilidad de recurrir al mercado internacional de reaseguros”, dice Omar Guevara.


Gerentesisve@gmail.com


X: @gerentesis

X: @vsalmeron

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Regístrate en nuestra comunidad

bottom of page