top of page

¿Qué está pasando en la industria?

Actualizado: 25 nov 2023

El segundo trimestre evidencia la tendencia negativa en la producción. Ante la competencia de los productos importados las empresas necesitan una estrategia de reducción de costos. El lean manufacturing provee herramientas útiles.


Víctor Salmerón


Gerentesis situación de la industria en Venezuela

La radiografía del primer semestre evidencia el retroceso en la producción de la industria privada y la necesidad de que en este entorno las empresas diseñen una estrategia para ganar competitividad, contener el aumento de los costos y soportar la competencia de los productos importados.


Los datos de Conindustria, la cámara que agrupa a la industria privada, indican que al contrastar el segundo trimestre de este año con el mismo lapso de 2022 el volumen de la producción cayó 12,7%, cifra que deja en claro la tendencia negativa si se toma en cuenta que en el primer trimestre el declive fue de 1,7%.


La industria privada es clave para crear empleo de calidad y diversificar las exportaciones. En la caída de la producción del segundo trimestre el mayor impacto es en productos metálicos, maquinaria y equipos, textil y cazado, bebidas y químicos.


La producción de alimentos, productos farmacéuticos, no metálicos, madera y papel son las áreas que mantienen la cabeza fuera del agua.


Gerentesis. Caída de la producción industrial en Venezuela

El uso de la capacidad instalada refleja la poca actividad y es de 31,7% en promedio mientras que en Colombia, Brasil, Argentina y Perú supera 60%.


La opinión mayoritaria de quienes están al frente de las empresas es que los factores que más impactan a la producción son la baja demanda, falta de financiamiento, competencia de productos importados, comercio ilícito y elevada carga tributaria.


Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, resume que los tres elementos clave en este momento es el triángulo conformado por costos crecientes en las empresas, una competencia feroz que incluye importaciones con precios más competitivos y un consumidor con poca capacidad de compra, muy sensible al precio.


Ir al fondo

Ante el descenso en las ventas la mayoría de las empresas comenzó a aplicar una estrategia de recorte de márgenes desacelerando el alza de los precios pero la efectividad de esta medida es de corto plazo.


“El recorte de márgenes tiene un límite. Si no logras costos más competitivos cuando se te acabe el margen perdiste. Es una medida de corto plazo para enfrentar una dinámica pero no es sostenible”, dice Asdrúbal Oliveros.


Aparte de la mayor competitividad de las empresas extranjeras, las importaciones cuentan con el estímulo de un tipo de cambio favorable, contrabando creciente y en algunos casos exoneración de aranceles.


Los empresarios han pedido al gobierno que los libere del pago de aranceles por la compra de materia prima y que acabe con la exoneración de aranceles a productos importados, pero Asdrúbal Oliveros advierte que esto no resolvería el problema.


“No es un tema solo de arancel. La estructura de costos de la industria manufacturera no está adaptada al país de hoy, tiene que adecuarse. Si colocas el arancel y la estructura de costos no cambia a medida que pase el tiempo el producto importado con todo y arancel se va a hacer más barato” explica.


“No puedes seguir imputándole todas las ineficiencias al precio del producto porque te vas a quedar sin mercado, sin ventas. Las empresas que logren optimizar sus costos van a ser las ganadoras”, dice Asdrúbal Oliveros.


“Las empresas tienen que ir a un proceso de optimización de costos, simplificación de procesos y adecuación de tamaño porque el gobierno va a seguir estimulando las importaciones. Esa es la manera más fácil de favorecer al consumo y al comercio”, agrega.


Ganar competitividad

Si bien el entorno es adverso está claro que el camino para las empresas venezolanas es centrarse en lo que pueden controlar y diseñar una estrategia que les permita ganar competitividad en poco tiempo.


Daniel Cadenas, director de Oikos Research, considera que por el lado de los ingresos lo recomendable es enfocarse en los mejores productos. Explica que lo común es que entre 70%-80% de las ventas se concentren en pocos productos del portafolio.


“Diversificarte implica que debes hacer una inversión y hay pocos recursos porque el crédito es escaso. Lo mejor es concentrarte en tus mejores productos y tus mejores clientes”.


En el lado de los costos, explica desde su experiencia como consultor, que en la mayoría de las empresas “hay ineficiencias en la forma en que está diseñado el proceso de producción. Se necesita aplicar técnicas de mejora continua como la manufactura esbelta (lean manufacturing)”.


La idea central de la manufactura esbelta es identificar y eliminar los “desperdicios” que es todo lo que no agrega valor pero añade costos y por tanto cuestan dinero y tiempo. Se trata de descubrir continuamente las oportunidades de mejoras en los procesos.


“La manufactura esbelta nos habla de detectar y eliminar cosas como la sobreproducción, producir más de lo que se necesita o antes de lo que se necesita. Tiempos muertos por falta de sincronización, falta de materiales, líneas mal balanceadas, mala programación, mantenimiento deficiente y cuellos de botella”, dice Daniel Cadenas.


Añade a la lista el exceso de procesamiento. “Realizar operaciones o procesos innecesarios. Igualmente puede haber movimientos innecesarios de materiales, productos o personal que derivan en horas de trabajo, energía y espacio desperdiciado”.


Tener demasiado inventario o mantener inventario innecesario, como ocurrió en la mayoría de las empresas durante el segundo semestre del año pasado, “genera desperdicios por tiempo de espera y conduce a pérdidas de material”, dice Daniel Cadenas.


En la manufactura esbelta se ha identificado una fuerte relación entre la velocidad de respuesta y la rentabilidad. Un proceso que toma mucho tiempo es una señal de la presencia de desperdicios.


Daniel Cadenas indica que otro factor a considerar es la cantidad de productos que se elaboran con fallas y tienen que ser desechados o reformados debido a diseños y especificaciones pobres, carencia de planeación y control.


Indicadores propios

Un elemento clave es que lo que no se mide no se conoce. Daniel Cadenas recomienda contar con indicadores propios que sean útiles a la empresa y sirvan para diseñar una estrategia donde se inserte la manufactura esbelta.


Por ejemplo “las empresas deben construir su propio indicador de inflación con una canasta representativa de los bienes y servicios que empleas para producir. Necesitas una medición de inflación que te diga cosas relevantes y esa no es la inflación general”.


Desde su punto de vista “la obsesión debería ser reducir de manera constante cuánto me cuesta producir una unidad de producto así sea 0,1% al mes. No conformarte y decir esta es mi estructura de costos y no hay nada que hacer”.


La medición del inventario es otro aspecto. “Pocas empresas se cuestionan si el inventario está o no sobredimensionado, producir más de lo que necesitas para satisfacer tu demanda semanal es una mala práctica”.


Dos hemisferios

La inestabilidad de la macroeconomía venezolana deriva en que suelen existir dos grandes ciclos: menos turbulencia en el tipo de cambio que se traduce en un ambiente de menos volatilidad y la devaluación acelerada de la moneda.


Asdrúbal Oliveros considera que durante los meses de menos inestabilidad “debes enfocarte en la parte comercial, ventas, fortalecer tu equipo, analizar cómo puedes ganar cuota de mercado porque el entorno te ayuda”.


En la etapa de devaluación acentuada, como es previsible que ocurra en el ultimo trimestre de este año, “debes proteger el flujo de caja, garantizar la reposición, hacer cobertura cambiaria. Centrarte en lo financiero y no en lo comercial”.


“Pero vemos empresas que cuando deben tener el foco comercial se centran en lo financiero. Por ejemplo, en medio de la devaluación buscan aumentar las ventas ¿Si no puedes garantizar la reposición de tu inventario cómo te estás desprendiendo de él? No sabes dónde se va a terminar ubicando el tipo de cambio” dice Asdrúbal Oliveros.


“Lo mejor en ese momento es tener ventas más homogéneas, más estables con cuentas por cobrar sanas. Tienes que desarrollar esta práctica porque en este país continuamente te mueves en estas dos aguas”, explica Asdrúbal Oliveros.


Gerentesisve@gmail.com


X: @gerentesis

X: @vsalmeron

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page