top of page

¿Qué hay detrás del alza del bitcoin?

Actualizado: 18 dic 2023

Los inversionistas esperan que un torrente de liquidez sostenga y aumente la escalada. No obstante, el posible endurecimiento de las regulaciones y la fragilidad en áreas del ecosistema cripto podrían enfriar la fiesta.


Víctor Salmerón


Gerentesis bitcoin

Imagen de Tumisu en Pixabay


Tras la cadena de quiebras e irregularidades que estremeció al sueño cripto el bitcoin vive un inesperado renacimiento. Gracias al ascenso que comenzó en octubre la criptomoneda más relevante acumula un alza de 156% en los últimos doce meses y se cotiza en torno a 42 mil dólares, tras un leve ajuste a la baja.


La subida ocurre después de que la emblemática plataforma de compraventa FTX quebró hundida por la negligencia y Binance, su principal competidor, se declaró culpable de violar las leyes contra el blanqueo de dinero en Estados Unidos.


Hay más. El año pasado implosionó la divisa digital Luna, colapsó el fondo Three Arrows Capital y la plataforma Celsius se declaró en bancarrota al igual que la firma de criptomonedas Genesis.


En medio de los escándalos y el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos y Europa, que redujo la inversión en activos riesgosos como las criptomonedas, el bitcoin se desplomó desde el récord de 68 mil dólares registrado en noviembre de 2021 hasta 16 mil dólares; pero el vértigo ha dado paso a otro ciclo de apuestas por grandes ganancias.


Dinero fresco

Los inversionistas especulan con la posibilidad de que un torrente de liquidez multiplique los ceros en sus cuentas. El banco de inversión Bernstein, por ejemplo, pronosticó que en 2025 el bitcoin habrá triplicado su valor y se cotizará en 150 mil dólares.


La principal apuesta es que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) aprobará en el corto plazo la creación de fondos al contado relacionados al bitcoin.


El tipo de fondo que espera por su aprobación se conoce en la jerga bursátil como un ETF, las iniciales de un Exchange Traded Funds, que se puede comprar y vender como una acción que subiría o bajaría replicando el precio del bitcoin en el mercado.


Cada vez que un inversionista compre acciones, los administradores del fondo usarán ese dinero para comprar bitcoin al contado. De esta forma las acciones del fondo servirían para invertir en bitcoins sin comprarlos directamente.


Esto abre la puerta a que nuevos actores como grandes firmas de inversión, empresas o bancos inyecten millones de dólares que incrementarían el volumen de negociación.


Durante años la SEC rechazó las solicitudes para crear fondos al contado de bitcoins bajo el argumento de que su precio se forma en bolsas no reguladas, pero el mes pasado el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos le ordenó revisar la solicitud de la gestora de criptomonedas Grayscale.


Entre los grandes nombres que han introducido solicitudes para administrar fondos al contado de bitcoins figuran BlackRock, Franklin Templeton y Fidelity.

Quienes apuestan al bitcoin esperan que la aprobación de los fondos brinde un soporte sólido a la escalada y que no ocurra como en subidas anteriores, que se evaporaron al poco tiempo.


“Esta será la primera vez que podría haber un verdadero reconocimiento de bitcoin. Creo que esto significa que esta vez el repunte será más sostenido”, dijo James Butterfill, jefe de investigación de CoinShares.


Fuente: Coingecko


Tasas y mineros

La estrategia de la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, también juega. Los inversionistas confían en que tras el agresivo aumento de tasas de interés para contener la inflación, el próximo año habrá un recorte que abaratará el costo de financiarse para apostar en activos riesgosos como las criptomonedas.


El optimismo también se nutre de tecnicismos. En abril del próximo año se reducirá a la mitad la recompensa en bitcoins que reciben los "mineros", es decir, quienes dan soporte a las transacciones.


Esto implica que habrá un menor aumento en la cantidad de bitcoins en circulación y la criptomoneda se hará más escasa, algo que debería darle soporte a la cotización.


La lupa

Hay razones para contemplar escenarios menos festivos en el mundo cripto. Las autoridades de Estados Unidos comenzaron a evaluar de cerca a las stablecoins, o monedas estables, en lo que podría ser el preámbulo de nuevos escándalos.


A diferencia de criptomonedas como bitcoin, donde la volatilidad es la norma, las cripto estables ofrecen menos sobresaltos y garantizan que la valoración siempre será igual a un dólar pase lo que pase en el mercado.


Existen varias fórmulas para cumplir la promesa. Una de ellas es que por cada unidad hay un dólar de respaldo o activos muy seguros como los bonos del tesoro de Estados Unidos; este es el caso de Tether, la más utilizada en el mercado.


No obstante hay dudas que empañan la seguridad. La calificadora de riesgos S&P Global evaluó a las stablecoins mediante una escala desde uno (muy fuerte) hasta cinco (débil) y Theter fue calificada con cuatro por la “falta de información sobre custodios, contrapartes o proveedores de cuentas bancarias”.


La SEC aun tiene causas abiertas contra actores relevantes como Binance y Coinbase y la fiscal general de Nueva York en la demanda contra Kucoin, una plataforma de compra y venta de criptomonedas que operaba sin registro, abrió un flanco preocupante.


De acuerdo con la declaración de la fiscal, en marzo de 2023, ether, la segunda criptomoneda en importancia, debe ser considerada como un securitie o valor financiero, algo que endurecería por completo el marco regulatorio.


Ether es el vehículo para un cúmulo de transacciones en el ecosistema cripto. Charles Storry, responsable de crecimiento en la plataforma de criptomonedas Phuture, dijo al Financial Times que la clasificación de ether como securitie sería un impacto relevante.


El tercer mundo

Un reciente estudio del Banco Central Europeo analiza al bitcoin desde un ángulo poco frecuente: su uso en países con alta inflación, pocas opciones para invertir y elevados costos para recibir remesas o realizar pagos al exterior.


Tras estudiar las transacciones entre 44 monedas tradicionales y el bitcoin, el estudio determina que en economías poco desarrolladas la criptomoneda es un vehículo para inversiones especulativas, transacciones internacionales, disminuir las comisiones para recibir remesas o evadir el controles.


Si bien en el mundo cripto la volatilidad es la norma el estudio afirma que “las criptomonedas pueden representar una mejor reserva de valor con respecto a la moneda doméstica en países donde la inflación es muy elevada y el tipo de cambio tiende a depreciarse”.


Agrega que “la inestabilidad macroeconómica podría estimular el uso de criptomonedas” y afirma que “los fundamentales del bitcoin y su valor pueden diferir mucho entre los países emergentes y los desarrollados”.


Aunque existen muchas diferencias el proceso en el que criptomonedas asumen el rol de una moneda en la que se ha perdido la confianza es similar a lo que ocurre con la adopción del dólar en países como Venezuela.


El estudio detecta este patrón e indica que existen riesgos claros para la estabilidad financiera procedentes de la criptoadopción en los países emergentes.


Agrega que si bien la volatilidad del bitcoin puede desincentivar su uso como medio de pago o ahorro, en el futuro puede aumentar el uso de otras opciones cripto como las stablecoins para compensar la falta de alternativas.



X: @gerentesis

X: @vsalmeron



Comentários


bottom of page